Los proveedores de pagos, como las compañías de tarjetas de crédito, suelen suspender temporalmente los fondos cuando se envía una solicitud de pago. Cuando se completa una transacción, esta retención se convierte en un registro de pago permanente y los fondos se retiran de la cuenta. Si la transacción no se completa por algún motivo, la retención temporal se eliminará de su cuenta y no se retirarán los fondos.

A veces, es posible que veas un cargo que aparece en tu tarjeta de crédito, incluso cuando el pedido se canceló, falló o se rechazó por cualquier motivo. El cargo que ves asociado con ese pedido es un cargo de pre-autorización

Una pre-autorización es una retención temporal del saldo disponible en una tarjeta de crédito o débito y no es un cargo real. Es decir, no se te va a cargar a la tarjeta y no tienes ninguna responsabilidad de pagarlo. La retención es una acción de la compañía de tarjetas de crédito que emitió tu tarjeta, y nosotros no tenemos control sobre si el emisor de tu tarjeta de crédito decide usar este proceso. 

El cargo dejará tu tarjeta dentro de 5-10 días hábiles. El período de tiempo exacto varía con cada emisor de tarjetas y cada emisor de tarjeta tiene control sobre cuándo se retirarán o anularán esos cargos.

¿Encontró su respuesta?