Los cierres de caja son una herramienta esencial cuando tenemos personal que cobra directamente a los clientes, y que necesita reportar el efectivo cobrado durante el día. En estos casos, el reporte de cierre de caja se vuelve un elemento de control interno muy importante, para que te puedas asegurar que existe un buen control entre el efectivo recibido y el efectivo entregado para depósito.

NOTA: los cierres de caja no son necesarios en todos los casos. Si por ejemplo, todos los pagos de tus clientes ingresan directamente al banco por medio de transferencias o depósitos, no es necesario hacer cierres de caja, ya que no hay personal interno con acceso directo al efectivo o que necesite reportar el dinero recibido durante el día.

¿Encontró su respuesta?